Entrenando Soldados Para La Guerra Espiritual - Nivel Intermedio 1 Unidad 1: Autoridad Espiritual Sujecion, Sumision y Obediencia. Parte 1 por Roger Munoz

Entrenando Soldados Para La Guerra Espiritual - Nivel Intermedio 1 Unidad 1: Autoridad Espiritual Sujecion, Sumision y Obediencia. Parte 1 por Roger Munoz

Titulo del libro: Entrenando Soldados Para La Guerra Espiritual - Nivel Intermedio 1 Unidad 1: Autoridad Espiritual Sujecion, Sumision y Obediencia. Parte 1

Autor: Roger Munoz

Número de páginas: 49 páginas

Fecha de lanzamiento: July 6, 2018

Obtenga el libro de Entrenando Soldados Para La Guerra Espiritual - Nivel Intermedio 1 Unidad 1: Autoridad Espiritual Sujecion, Sumision y Obediencia. Parte 1 de Roger Munoz en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Roger Munoz con Entrenando Soldados Para La Guerra Espiritual - Nivel Intermedio 1 Unidad 1: Autoridad Espiritual Sujecion, Sumision y Obediencia. Parte 1

¡¡Bienvenidos Guerreros de los Últimos tiempos a esta importante unidad o clase!! ¡GLORIA A JESUCRISTO! Es tan clave este tema de la AUTORIDAD ESPIRITUAL que hemos visto la necesidad de dividirla en DOS UNIDADES, por lo tanto, adquiéralos ambos.
El manejo adecuado de la autoridad es determinante para poder cumplir efectivamente la obra de Dios. Debido a que el Reino de Dios funciona sobre un principio de autoridad. Y el reino de las tinieblas responde según ese principio de autoridad.
Es determinante para la edificación de la iglesia.
Bien ejercida contribuye al orden y la armonía y a lograr soluciones.
Mal ejercida induce al desánimo, al conflicto, a la rebeldía y al caos.
Con ella se levanta o se derriba, se edifica o se derrumba. Se construye o se destruye. Se imparte vida o se mata.
Dios es la Máxima y suprema Autoridad.
El Reino de Dios funciona sobre un principio de autoridad.
El universo y la naturaleza terrenal funcionan y se rigen sobre un principio de autoridad.
La vida humana funciona sobre un principio de autoridad.
Satanás con sus demonios funcionan también con ese principio.